Publicado el

La sexualidad en el mundo: todo es relativo

la sexualidad en el mundo blog erótico sexshop online santubearsex

El ser humano es un animal de costumbres. Algunos sociólogos, antropólogos y sicólogos suman al coctel conceptos como “tradiciones arraigadas” y otros por el estilo. Cuando se habla de la sexualidad, los hábitos suelen venir condicionados por ideales de moralidad. Estos, a su vez, están casi siempre supeditados a preceptos religiosos.

 

¿La sexualidad define a una cultura o viceversa?

 

Si hay un factor bajo constante escrutinio por parte de las sociedades, es el referente a la sexualidad. La línea de lo que está bien o mal visto suele ser bastante delgada. Y las diferencias culturales, de acuerdo a la región del planeta, son en muchos de los casos, sustanciales.

La forma en que un determinado grupo de personas aborda lo referente a su propia sexualidad es sinónimo inequívoco del grado de madurez del colectivo.

Sin embargo, hablar de sexo libremente no implica por sí mismo mayor o menor grado de desarrollo. Después de todo, el mundo no es solo blanco y negro. La gama de matices es prácticamente infinita. Además, para utilizar una frase que se ha vuelto cliché: todo es relativo.

Sin ánimo de caer en debates fundamentalistas. Tampoco de presentar propuestas  reaccionarias, repasaremos a continuación en este y en textos futuros, algunas costumbres y tradiciones ligadas a la sexualidad alrededor del mundo.

También te puede interesar: Black Friday 2017 ¿Y si compramos un juguete erótico?

Tradiciones que en muchos casos, y a la luz de nuestra óptica “occidentalizada”, nos pueden parecer realmente sorprendentes. Por muy “liberales” que juremos ser.

 

La sexualidad en África: el mundo salvaje

 

Hablar del continente negro no suele ser fácil. Sumido en caos y pobreza (por razones que no venimos a revisar aquí), sus prácticas sexuales son vistas, desde el resto del mundo, como primitivas.

Para bien o para mal, muchas de las etnias ancestrales de esta región todavía conservan su estructura antigua. Y entre las costumbres más controvertidas (siempre desde nuestra visión occidental), están las relacionadas con la sexualidad.

A grandes rasgos: la iniciación sexual para los africanos tiene lugar en edades bastante tempranas. En regiones de Kenia, por ejemplo, se considera que las niñas de 8 años ya han madurado lo suficiente como para mantener relaciones sexuales.

En la mayoría de los casos, recibir la aprobación de la tribu para desarrollar la sexualidad individual es un acto ceremonial público, en donde la iniciación puede ser simulada o consumada.

También a lo largo de este continente, la idea de fidelidad no es necesariamente entendida de la misma manera como se suele interpretar en Hispanoamérica, por ejemplo. En África este concepto es, por catalogarlo de alguna forma, bastante flexible en algunos casos.

 

Pero de nuevo: todo es relativo

 

¿Mucha libertad? No necesariamente. Las “buenas costumbres” también se imponen a la fuerza en África.

Si hay una idea que es rechazada casi por unanimidad desde los estamentos de poder en esta región, es la homosexualidad.

Muchos de los países que prohíben por ley las relaciones entre personas del mismo sexo y lo tipifican como un hecho punible, son africanos.

Marruecos, Argelia, Libia, Egipto, Sudán del Sur o Senegal, son algunas de las naciones en que ser homosexual es condenado con cárcel. Mientras que en Mauritania, Sudán, Somalia y en regiones de Nigeria, implica pena de muerte.

Sudáfrica es el único país del continente en donde está permitido por ley el matrimonio entre personas del mismo sexo. También es el único caso en África en donde se consiente la adopción homoparental.

VIH y enfermedades de transmisión sexual: problema grave de salud pública

 

Tampoco es secreto que África es caldo de cultivo para la proliferación de un número importante de enfermedades de transmisión sexual. El virus más letal de todos: el VIH.

Aquí es donde las costumbres en torno a la sexualidad han jugado a favor para que esta y otras enfermedades de transmisión sexual se propaguen sin control. Claro que en la ecuación entran otros factores.

 

Dolor Vs Placer

 

Dentro de muchas de las tribus africanas, todavía se mantienen dos tradiciones sumamente dolorosas: la circuncisión y la ablación.

Cortar el prepucio para dejar al descubierto la punta del pene, forma parte de muchos de los rituales de iniciación . En algunas regiones, los varones que no han sido “iniciados”, no pueden siquiera tocar la piel de una mujer.

Pero en la ablación es cuando el componente machista aparece en escena. A las niñas les extirpan parcial o totalmente el clítoris. Esto con el propósito que no puedan sentir placer y sean fieles a sus parejas.

También te puede interesar: Masturbarse es malo

Ambas intervenciones quirúrgicas suelen llevarse a cabo sin cumplir con los mínimos requerimientos de salubridad. Tampoco se considera el uso de anestésicos de ningún tipo, por lo que las infecciones o muertes derivadas de estas actividades, no son infrecuentes.

 


También nos puedes encontrar en todas estas redes sociales…

icono facebook santubearsex sex shop bilbao online icono twitter sex shop bilbao online santubearsexicono instagram sex shop bilbao santubearsexicono pinterest sex shop bilbao online santubearsexicono tumblr sex shop bilbao santubearsexicono g+ google plus santubearsex sex shop bilbao online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *