Publicado el

Extracto “Ventajas de Viajar en Tren” de Antonio Orejudo

ventajas-de-viajar-en-tren-libro“…porque con el sexo me sucedió lo mismo que con el amor; todo lo que sabía cuando llegó la primera vez lo había aprendido en las revistas y peliculas pornográficas que en su momento me trajo mi cuidador voluntario.

        Cuando, tumbaditos en la cama, descubrí a Rosa, no encontré las grandes tetas de las heroínas del porno, sino un pecho sumido y tristón. Nada de pieles tersas y largas piernas. Bueno, había una pierna larga, sí. Y otra más corta. Rosita no se lanzó como aquellas mujeres de la ficción, que lo hacían como víboras, a succionar mi pene, sino que se tumbó indolente, coja y bocarriba. Y yo no sabía que hacer; porque en las revistas lo hacían todo ellas. Nada hubo, por tanto, de aquella actividad frenética de la ficción, y tampoco gritó con aquellos alaridos que a mí me resultaban tan familiares.

      Y lo peor de todo fué cuando me llegó el momento de la eyaculación. Hice lo que había visto hacer tantas veces a los profesionales del sexo; saqué mi pene y lo llevé hasta su boca, tratando de vaciarme en el interior de la misma con toda mi buena intención. Me sorprendió su reacción. Se incorporó escupiendo. Empezó con arcadas y terminó vomitando allí mismo, encima de las sábanas. Decir, no dijo nada. Se enjuagó la boca, se vistió y se fue. Oì sus pasos desiguales alejarse por el pasillo y no volví a verla nunca más.”

Antonio Orejudo.

Ventajas de Viajar en Tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *