Publicado el

¿No sabes qué regalar el día de San Valentín?

día de san valentín en blog de santu articulos eroticos y de opinion

Sí, lo sabemos. Es un cliché. Dar regalos el día de San Valentín es una costumbre que la mayoría de nosotros adquirimos sin tener muy claro por qué. Regalamos flores, chocolates, tarjetas. Dedicamos canciones, mientras esperamos también nuestros regalos…

Tal vez ya sea tiempo de admitirlo y dejar de lado los prejuicios. Esperamos todo el año por el 14 de febrero. Bien sea para celebrarlo o para criticarlo. De nuestro “estatus en Facebook” (Casado, soltero o es complicado) depende el matiz que le pongamos a ese día.

Si llegamos solteros a finales de enero, nos empezamos a preocupar. Esperamos conquistar a la chica soñada (o al chico, dependiendo del caso) días antes para no tener que pasar San Valentín posteando memes. Pero si llegamos en medio de un romance caliente, esperamos que la noche entre el 14 y el 15 de febrero, sea la mejor de nuestras vidas.

 

San Valentín: un santo sin onomástico

 

La historia del día de San Valentín es un tanto controvertida. Algunos señalan que su origen se remonta al siglo III. Se cree que se originó de entre tres santos mártires, aunque no está muy claro cuál de ellos. Los “Valentines” sospechosos de prestar su nombre a esta celebración son:

  • Un médico y sacerdote romano que en el siglo III, contravino un decreto del emperador Claudio II. La resulta oficial prohibía a los jóvenes solteros a contraer matrimonio, ya que se pensaba que los soldados eran más eficientes en sus labores si no tenían familia. Luego de casar en secreto a varios hombres que cumplían con el perfil para sumarse al ejército, murió decapitado al ser descubierto.
  • Un obispo italiano, cuyos restos descansan en la basílica homónima en Terni, Italia.
  • Valentín de Recia, otro obispo nacido en Italia, que vivió en el siglo V.

Sin embargo, esto no son más que hipótesis sin sustento sólido. Habita tanto dentro del terreno de los mitos y leyenda, que desde 1969 fue removido del santoral, por lo que San Valentín terminó convertido en un santo sin día. Lo que sin embargo no ha sido impedimento para toda la “magia” que se mantiene (e incluso, se ha acrecentado) en torno a esta fecha.

 

El día de San Valentín 2018

 

Ya lo dijo José “Pepín” Fernández, célebre empresario español, fundador de la desaparecida cadena de tiendas Galerías Preciados. Considerado por muchos como responsable de implantar, desde mediados del siglo XX, el día de San Valentín dentro del calendario español:

 

Si no existiera el día de San Valentín, habría que inventarlo

 

El día de los enamorados –para bien o para mal- ya está instaurado en el imaginario colectivo. Y la mayoría –insistimos, hay que admitirlo- disfrutamos regalar y que nos regalen.

 

Más allá de unas flores

 

Un arreglo floral es un regalo que siempre tiene efectos positivos en San Valentín. Nuestra propuesta no es salir de los terrenos tradicionales. Pero, ¿qué si se complementa lo “clásico” o lo “seguro” (por llamarlo de alguna forma) con un regalo un poco más arriesgado?

Las parejas ya establecidas, con reglas claras y sin prejuicios a cuestas, pueden apostar por juguetes que le darán color a su relación. Los que estén recién empezando, también pueden ir subiendo el volumen paulatinamente. Ir probando (y probándose).

Y aquellos que dentro de la intimidad ya conviven con accesorios destinados a llevar la pasión y el placer a límites insospechados, no tendrán problemas en seguir ampliando su catálogo de juguetes.

 

¿Alguna idea?

 

Gotas de amor afrodisiacas: productos unisex que permitirán alcanzar orgasmos más potentes y duraderos. Diseñados para convertir los encuentros sexuales en una verdadera fiesta de placer y lujuria.

Lencería erótica: la confianza es uno de los factores más importantes a la hora del sexo. Y la lencería erótica demanda de quienes la usan, mucha seguridad, además de confianza.

Para los que quieran potenciar su imagen su imagen frente a su pareja. O para aquellos que quieren impactar la primera vez, las opciones son amplias. Desde las más tradicionales hasta las más atrevidas. Eso sí, todas muy sexys.

Juguetes eróticos: para jugar en parejas, una máscara sensorial es una buena opción. Diseñada para disparar la imaginación, además de poner a trabajar los sentidos del tacto, el gusto, el oído y el olfato, por sobre la vista. Se puede combinar con un “inocente lazo”, que sirve tanto de adorno corporal o para atar a los compañeros de juego. Solo hay que dejarse llevar.

San Valentín tiene que ser memorable

 

Después de todo, lo que la mayoría de nosotros espera de esta fecha, es una noche memorable que recordemos para toda la vida. Y por supuesto, que también resulte inolvidable para aquellos que la comparten con nosotros ¿O no?

Un comentario en “¿No sabes qué regalar el día de San Valentín?

  1. Pues yo le regalare a mi novio algo de este sexshop porque este mes te envian regalos gratis. Muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *